11 de noviembre de 2015

Palabras efímeras desde el corazón. #1

Hola a todxs.

Al fin traigo una entrada a este blog. Siendo sincera, no se como empezarla, si se que quiero decir, que quiero transmitir y como acabar pero no se como puedo empezar. Quizá una buena forma es contando el motivo de esta entrada o el que me llevó a ella.

Esta bien podría ser una entrada de mi blog principal, puesto que hablo de libros en ella, pero la veo más para este blog porque se trata de una reflexión, una reflexión que un libro me hizo darme cuenta sin yo quererlo de algo que llevaba tiempo instalado en mi cabeza.

Desde pequeños siempre nos preguntan que queremos ser de mayores, y nosotros con toda la inocencia de la edad, decimos cosas como princesas, astronautas, piratas,... Años después y cuando se supone que ya somos algo más maduros, nos lo vuelven a preguntar y lo que solemos decir es: futbolista, cantante, medico/doctora, veterinario,...

Pero luego llega ese momento decisivo, cuando llegamos a ese último escalón, donde si debemos finalmente escoger a que nos queremos dedicar toda nuestra vida, es solo un puñado de gente la que lo tiene realmente claro, son pocos los que saben que si durante toda su vida tuvieran que hacer ese trabajo, serían felices…

Yo al igual que todos los niños pase por esas etapas, pero cuando era el momento de dar el último salto no lo tenía claro y es que, ¿quien a sus 16 años sabe quiere estudiar y de que quiere trabajar el resto de su vida?

Yo siendo sincera en aquel momento lo único que tenía claro era que no quería estar otro año más estudiando matemáticas, lengua, historia, o no de la forma que lo hacen en los institutos. Yo quería estudiar algo que me hiciera pensar, disfrutar, aprender algo nuevo y diferente, y trás mucho tiempo intentando convencer a mis padres lo logre…

Pero tampoco me siento orgullosa de ello, y no porque no disfrutara aprendiendo lo que estudié porque si, estoy orgullosa y no me cuesta decir nada que estudié estética, Pero no me siento orgullosa del trabajo que tuve después en una peluquería, no me siento orgullosa de que me explotaran por no tener más estudios que esos.

A día de hoy vuelvo a estudiar y al fin puedo decir que estoy acabando esa etapa donde supuestamente debes escoger lo que “quieres ser de mayor”. Y ¿sabéis que os digo?

Que yo aun no lo se, aun no se exactamente a lo que quiero dedicar toda mi vida, aun no se exactamente cual sería el trabajo de mis sueño, lo único que sé es que quiero viajar, conocer el mundo, sus personas, sus culturas, no quiero estar encerrada en una oficina de ocho a doce horas al día haciendo un trabajo que no me gusta, no quiero pasarme la vida preguntándome que habría pasado si hubiera estudiado “x” o “y” carrera, no quiero ser una persona que vive por y para el dinero, quiero ser yo, seguir siendo yo, una chica tranquila, divertida, que odia el estrés y el agobio, que no le importa pasarse horas y horas leyendo, que aprende mucha más con un libro que con unas clases que solo te preparan para que hagas unas pruebas que te dirán si “eres” o “no eres” apto para entrar en los estudios que quieres y que crees que te harán feliz por el resto de tu vida…

Yo solo tengo claro que como Margo Roth Spiegelman de Ciudades de Papel de John Green, quiero viajar y encontrarme con mi yo más real y más verdadero, y si con ello debo dejar todo atrás, lo haré, al igual que como Martina de El mundo, Contigo de Joana Arteaga descubrió cual era su lugar en el mundo cuando todo parecía que se había estancado, que el destino ya había escogido cual iba a ser su final, algo hizo que todo volviera a su cauce y que ella se lanzara a la que sabía que era la mejor elección de su vida.

A mi me falta ese punto que hizo que Margo se fuera a vivir la aventura y me falta la experiencia de Martina que la hizo lanzarse y disfrutar de la vida como solo ella sabía que podría, pero se que, ya sea en un par de años o quizá en 10, nunca se sabe, podré ser como ellas y descubrir mi destino lanzandome a la aventura y siendo quien realmente soy…

Quiero agradecer a los que leyeron todo hasta el final porque gracias a ellos saben un poco más sobre mi, y a la vez saben más que muchas otras personas que me conocen desde hace varios años, personas que se hacen pasar por amigos por intereses, pero ese será un tema que trataré en otra entrada.

Ahora si adios a todos y gracias por leer este pequeño trozo de mi.


PD: Siento si entas últimas lineas hay alguna falta ortográfica pero tenía los ojos llenos de lagrimas que no quería derramar y necesitaba acabar ya.

12 comentarios:

  1. Ay Eva, yo he acabado llorando también, si es que encontrar ese camino que quieres seguir en tu vida es algo maravilloso y fantástico. Yo si desde que era un retado siempre decía que yo quería ser arqueóloga o experta en Egiptologia, mi pasión paso a los libros, los cuales devoré y me hizo pensar que estaba en esa tierra, que si algún día, si todo se arregla visitaré, y volveré por mi hijo sino no volvía. Me alegro mucho por ti Eva, sabes que te lo digo de corazón, espero que ese sueño de poder viajar y disfrutar de la vida como quieres se haga realidad. Llevamos poco tiempo conociéndonos y solo por mensajes, pero me da la sensación que te conozco de toda la vida y te lo digo con toda la sinceridad del mundo, me has echo llorar.
    Muchos besos guapísima y que se cumplas todos tus sueños.

    ResponderEliminar
  2. Ay mi efi! Claro que si, me ha encantado la reflexión en serio.. Estoy seguro de que como has dicho pasara el tiempo que pase pero serás lo que quieras, por que con empeño todo o casi todo se puede lograr y de los errores se aprende.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. Ha sido muy bonito, Eva. Es un tema triste pero muy real. Yo la verdad es que no tengo ese problema. Estoy en mis 16 y tengo muy claro que quiero estudiar Criminología y Psicología (y me gustaría también tener la opción de meterme a policía algún día) y llevo bastantes años sabiendo que eso es lo que quiero hacer. Y ya lo estoy haciendo. Me gustan esos temas, leo mucho sobre ello. Así que supongo que he tenido suerte. Pero sé que (aunque no te conozco apenas) serás capaz de encontrarte a ti misma y a tu vocación.
    ¡Un abrazo!
    Rebeca

    ResponderEliminar
  4. ¿De veras crees que alguien tiene realmente lo que quiere hacer? Yo sinceramente lo dudo. Puedes tener muy clara una cosa, pasarte años estudiando para ello y al final cuando encuentras el trabajo.. ¡sorpresa! lo odias. Y es que todos los trabajos tienen sus pros y sus contras.
    Me ha encantado tu reflexión y no sufras, tarde o temprano encontrarás algo que te llene.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Para nada esta mal pensar que quieres hacer ahora que ya acabaste otra etapa de tu vida, pero creo que siempre nos obligamos a nosotros mismos a abrir otra después de terminar una, no debería ser así. Tendríamos que darnos un tiempo y no escoger las cosas porque sí. Es decir, hacer algo porque tu yo interior te mueve a hacerlo no porque será mejor o peor ni por dinero (aunque ahora mismo sea por eso por lo que exclusivamente lo hagamos) así que tómate tu tiempo ¡CARPE DIEM! Y no te sientas inferior ni mucho menos por haber estudiado estética porque oye a mi me encantaría aprender a ponerme más guapa de lo que soy (viva la humildad pero mi autoestima tiene que subir no seguir cayendo en picado jajajaja) y te envidio al saber hacerlo. ¡Arriba guapa que todo con esfuerzo se consigue! Yo siempre he pensado que puedo llegar a ser astronauta si me lo propongo y eso que yo la física no es que la lleve demasiado bien pero oye que si te pones seguro que se consigue.
    ¡Muchos besos guapísima!

    Etérea

    ResponderEliminar
  6. Hola Eva!!! Pues ojalá se cumplan tus sueños y aunque te falte la experiencia de Martina, tienes esa fuerza y sabes dónde quieres llegar... Disfruta del camino!!! Nos leemos guapa ;)

    ResponderEliminar
  7. Ya veo que no soy el único al que los libros le traen quebraderos de cabeza jejejeje
    Si te soy sincero, cuando tuve que elegir qué carrera hacer, elegí por descarte, por las asignaturas que me gustaban, ya que no conseguía decantarme por una carrera.
    Cuando comencé, no estaba del todo convencido, hasta que fui avanzando y vi que muchos temas que estudiaba me fascinaban.
    Sin embargo, lo que la gente no ve es que forzar a alguien para que haga algo que no le gusta, no es la solución, por muy buena idea que pueda parecer.
    Lo importante es hacer algo que te llene a ti, no a los demás. Algo que te guste, que te saque una sonrisa. Y si ya vas haciéndote una idea de lo que quieres hacer, ya has recorrido un gran camino.
    Espero que todo te vaya bien, porque estoy seguro de que lograrás todo lo que te propongas ;)
    Rush

    ResponderEliminar
  8. Eva... qué reflexiones tan maduras, pese a parecer sueños simplemente... qué bonito leerte reflexionando sobre el futuro, sobre qué ser, qué hacer... yo no me imagino mi vida sin todo lo que he viajado y vivido hasta ahora, y si tú deseo es, pese a todo, ver el mundo, vivirlo como Martina, si eso de verdad te va a hacer feliz, pues a por ello, que sólo se necesitan ganas, eso te lo puedo garantizar. Yo me lié la manta a la cabeza y me marché a ver el mundo en su día, sola, cargada solo con ilusión... así que adelante!!! sigue tus sueños y sé feliz, que solo tenemos una vida y hay que aprovecharla.
    Que Martina te haya inspirado, me llena de una emoción difícil de expresar... por cosas como esta es que escribir historias me parece el mejor trabajo del mundo!
    MIl besos, guapa!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Aaaay Eva! Me encantado esta reflexión enserio, eres muy grande. Yo soy muy parecida a ti. Nunca he tenido una idea clara de que quiero hacer con mi vida en el futuro, porque me gustan tantas cosas que me es imposible dedicarme a todas ellas. Como a ti, odiaría pasar toda mi vida encerrada en una oficina todo el día. Nunca he salido de España, y lo que yo más deseo es viajar por todo el mundo. Y te digo que si viajar fuera gratis, no me volverían a ver por aquí. Sigue tus sueños, haz lo que tu quieras hacer con tu vida y sobre todo sé muy feliz haciendo lo que te gusta. Espero que todo lo que quieras se te cumpla y que hagas realidad tus sueños, preciosa.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que la edad en la que nos toca escoger "que ser de mayor" es una edad muy difícil, prácticamente nadie sabe sobre qué quiere estudiar o a qué quiere dedicarse toda su vida.
    Hay gente que empieza una carrera y luego decide que esa no le gusta y empieza otra. Eso es malo? Claro que no, es muy difícil estar seguro de lo que uno quiere en la vida.
    En mi caso lo tenía mucho más fácil, yo necesitaba ayudar a los demás y mi trabajo me lo permite.
    En cuanto a lo de recorrer mundo, siempre ha sido algo que me ha llamado la atención, pero nunca puedes saber donde acabarás, mírame a mi, nunca pensé que saldría de mi amada Galicia y mírame ahora. Si tienes un sueño, lucha por él.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado leerte, pero no sé qué decirte. Yo me siento muy perdida, no sé cuál es mi vocación... me gustaría encontrar algo que me llenase y apasionase... pero todavía no sé qué puede ser... ¿y si no hay nada?
    Quiero una vida tranquila, no tengo ambiciones... pero el dinero es necesario y para conseguirlo hay que trabajar (vivir para que llegue el fin de semana y las vacaciones??) Yo también odio el estrés y el agobio. Viajar me fascina, pero no puedo permitírmelo...

    ¿Qué estudias ahora? Espero que vaya bien:)

    ResponderEliminar